Adiós al clóset

Por Vero Ferrari

El fin del armario. Lesbianas, gays, bisexuales y trans en el siglo XXI (La Travesía Editora, Arequipa, 2018), de Bruno Bimbi, es un libro de su época, y de una época que se va. Ya no es lo mismo haber vivido el armario en los 80 o los 90, como vivirlos en el 2010 o cerca al 2020. El mundo ha cambiado para nosotres, por lo menos en la zona del mundo en donde podemos leer estos testimonios, una mezcla de diario personal con crónica periodística, porque qué hay más personal que contar la vida misma con sus dolores, sus melancolías y los duelos de lo que no pudimos llorar en su momento.

Las vidas LGTBI siguen expuestas a la violencia y la muerte, pero también cada día surgen más personas muy poco dispuestas a vivir lo que la sociedad quiere otorgarnos: el silencio y la invisibilización, esos mecanismos de anulación de vidas a los que hemos aprendido a negarnos expresando abiertamente que amamos con orgullo. Y junto a esas personas que salen a gritar que están orgullosos de lo que son, todo un espíritu de cuerpo se cierne para protegerlos, para hacerles saber que no están solas.

A propósito de los #10YearsChallenge, hace diez años la cadena de telenovelas Televisa censuró el beso de dos actores que personificaban a una pareja gay, este año, han estrenado dos telenovelas cada una con su respectiva pareja gay y lésbica, han remontado sus niveles de audiencia y han conseguido millones de seguidores más. ¿Qué ha cambiado en diez años? Todo lo que cuenta Bimbi en su libro, hemos aprendido a luchar con todas las estrategias que estaban en nuestras manos, hemos tomado lo que más les gustaba atesorar a los conservadores: familia, pareja, vida, amor, y los hemos puesto de nuestro lado, porque nunca estuvieron lejos ni la familia, ni la pareja, ni la vida ni el amor, pero lo que hace diez años estaba oculto y censurado, hoy lo mostramos en nuestras redes sociales, porque sabemos que cada vez que las mostramos, un transfóbico se retuerce, un lesbófobo se lanza en caída libre, un homofóbico muere.

Libros como los de Bimbi, que retratan lo que perdimos y lo que ganamos son buenos balances para seguir aprendiendo en el camino de la visibilidad, para seguir andando lo que nos falta, y para que le roben menos adolescencias a nuestros niños y niñas. Con esa esperanza, avanzamos.

Reseña publicada en el número de febrero 2019 de la revista Crónicas de la Diversidad.

Please follow and like us: