«Lemebel», un documental chileno que nos deja con algunas preguntas sobre el Perú

Lemebel es un documental que tomó doce años hacerse. 8 años de filmación y 4 años de investigación y producción. Se estrenó este año en el Festival de Berlín en donde obtuvo el Teddy Bear como una de las mejores producciones en tratar temas LGTB+, y ha llegado a Lima, antes de su estreno comercial en Chile, gracias al Festival de Cine de la Pontificia Universidad Católica.

Como dice la directora Joanna Reposi, no solo es un documental hecho sobre Pedro Lemebel (Santiago de Chile, 1952 – 2015), fue también hecho CON Pedro Lemebel. Reposi lo conoció el año 2000 cuando trabajaba ella en un programa de televisión llamado El Show de los Libros conducido por Antonio Skármeta e iban a realizar un programa sobre literatura y homosexualidad. Para entonces Lemebel ya había publicado tres libros de crónicas, el más famoso «Loco Afán: crónicas de sidario» en donde se encuentra su famoso Manifiesto.

No soy Pasolini pidiendo explicaciones
No soy Ginsberg expulsado de Cuba
No soy un marica disfrazado de poeta
No necesito disfraz
Aquí está mi cara
Hablo por mi diferencia
Defiendo lo que soy
Y no soy tan raro
Me apesta la injusticia
Y sospecho de esta cueca democrática
Pero no me hable del proletariado
Porque ser pobre y maricón es peor
Hay que ser ácido para soportarlo
Es darle un rodeo a los machitos de la esquina
Es un padre que te odia
Porque al hijo se le dobla la patita
Es tener una madre de manos tajeadas por el cloro
Envejecidas de limpieza
Acunándote de enfermo
Por malas costumbres
Por mala suerte
Como la dictadura
Peor que la dictadura
Porque la dictadura pasa
Y viene la democracia
Y detrasito el socialismo

Manifiesto (Hablo por mi diferencia)

El documental es una conversación con Lemebel sobre su infancia, sobre su madre, sobre sus gustos por la performance desde muy temprano y, especialmente, sobre las Yeguas del Apocalipsis, ese dúo que conformara con Pancho Casas para realizar intervenciones artístico-políticas en Santiago, que significaban un dedo en la llaga para el gobierno asesino de Pinochet, el conservadurismo, la politiquería hipócrita, y para quienes olvidaban a los más vulnerables.

Las Yeguas del Apocalipsis, que activaron desde 1987 hasta 1997, habían elegido el «arte fugaz», como bien dice Carlos Pereyra en un artículo que escribió para el número 4 de Crónicas de la Diversidad, «como medio de expresión estética alternativa y crítica social urticante» (ver aquí). En este artículo del 2014 Carlos Pereyra conversa con Pancho Casas quien había venido al Perú por un compromiso académico y planeaba «quedarse un año» (cosa que felizmente se ha extendido hasta hoy). Esta estadía de Casas nos permitió a los limeños conocer de primera mano la historia y las acciones de las Yeguas del Apocalipsis (recuerdo haber asistido a una de sus exposiciones realizada en Corriente Alterna).

El poco registro existente de las performances de Lemebel y Casas se han ido rescatando con el tiempo y se pueden encontrar en esta página web: http://www.yeguasdelapocalipsis.cl/

La película de Reposi nos vuelve a traer a este escritor marica, travesti, disidente que, ahora lo sabemos, luego de ver el documental, nunca dejó la performance. Lemebel es querido a lo lejos entre muchos activistas LGTB peruanos, pero (pensaba mientras veía las imágenes de Lemebel desnudo en una performance frente al Museo de Arte Contemporáneo de Chile el 2014) qué habrían dicho de haberlo tenido aquí si ya muchos pusieron el grito en el cielo cuando Javi Vargas se bajó los pantalones en la Plaza de Armas.

Otra cosa en la que pienso es en ese homenaje que le hicieron en Santiago el 2015 y en ese depósito de documentos de las Yeguas del Apocalipsis en el Archivo Nacional de Chile (dependiente de su Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio). ¿Se habría hecho en el Perú? ¿Se hará algún día un homenaje desde el Estado para nuestros artistas Pedro Palanca, Giuseppe Campuzano, Oswaldo Reynoso, Edgard Guillén? No lo creo francamente, siempre habrá quienes se opongan y no solo me refiero a los conservadores.

Una película imprescindible como ven, no solo para conocer al escritor y artista de performances, también para pensar el Perú. Aquí la entrevista que le hicimos a Joanna Reposi.

Please follow and like us:

Comentários Facebook