Películas LGTB+ imprescindibles que nos trajo el Festival de Cine de Lima

En 9 días tratamos de ver todas las películas con temas LGTB que identificamos al empezar el Festival de Cine de Lima (ver aquí), pero con las múltiples tareas que nos impusimos (hacer entrevistas, publicar notas rápidamente para que la gente vaya a verlas, asistir a algunos conversatorios) fue una tarea imposible. No llegamos a ver la argentina «Hombres de piel dura» ni la mexicana «Un viaje en taxi» ni «Visibles» de España. Hay 6 de las que vimos que nos parecen imprescindibles en la filmografía LGTB del 2019. Aquí se las dejo para que puedan buscarlas (Esto no es Berlín y Greta se han programado para este martes 20 en el ciclo Lo que te perdiste del Festival en el CCPUCP).

1. Esto no es Berlín (México). 1986, año del campeonato de fútbol en México y de la toma de conciencia de lo que significa el SIDA. Dos adolescentes empiezan su recorrido hacia la búsqueda de su propia identidad involucrándose con un grupo de artistas subterráneos que hacen activismo vía la música, la fotografía, la pintura y las performances. La película merecía un final más original, de todas maneras la representación del conflicto entre la cultura mainstream y la contracultura en un año de inflexión para la comunidad LGTB (que concluye una etapa de luchas y de libertades sexuales iniciada en 1968 y que pronto iniciará la etapa del artivismo post SIDA) la hace una película imprescindible. 

2. Greta (Brasil). Basada en la obra de teatro “Greta Garbo, quem diria, acabou no Irajá” de Fernando de Melo (estrenada en Río de Janeiro en 1973) quien la escribió al poco tiempo del estreno en Brasil de “Los muchachos de la banda” (ese drama emblemático que significó un cambio en la forma como se retrataba a los homosexuales, cuando dejamos de ser víctimas o monstruos sin mayor personalidad). Greta, pese a que está ambientada en la actualidad (saunas y bares gays, performances trans, amores de alquiler, ubicua homosexualidad) mantiene el espíritu simple de esas primeras obras fundamentales de los 70, de personajes insumisos y adoloridos pero que salen adelante: Pedro es un antihéroe de la tercera edad al que no le importa perder siempre que siga la rebeldía de su corazón. Imprescindible para vislumbrar esos inicios de la representación gay en el cine y en el teatro.

3. Sócrates (Brasil). Un claro retrato de cómo la orientación sexual distinta agrava tu vulnerabilidad social si ya eres pobre, convirtiéndote en un marginado entre los marginados. La madre de Sócrates muere al empezar la película, luego nos enteramos que ella aceptaba su homosexualidad, por lo tanto con su muerte ese precario tinglado de estabilidad económica y emocional que lo protegía se desploma. Sócrates tiene que sobreponerse a la pobreza pero también a la homofobia y a la incomprensión. Pese a tener familia y un sistema gubernamental de asistencia social que quiere ayudarlo, su diferencia lo aísla. 

4. Monos (Colombia). Un grupo de guerrilleros adolescentes tiene la tarea de mantener oculta en la selva a una rehén y de mantener viva a una vaca. Tarea fácil que les deja su superior pero que se complica cuando por error (no, no es una comedia) matan a la vaca y el encargado de cuidarla se suicida. Esto ocurre en los primeros minutos y da paso a una pregunta básica ¿Se lo deben decir o no al superior? Sin referentes morales, los guerrilleros niños simplemente siguen lo que cada uno considera lo que lo beneficia y entonces se forman bandos que se van polarizando y sobre los que emerge la figura de un chico trans que debe sobreponerse a su propia sensibilidad.  

5. Lemebel (Chile). Un documental sobre el autor de “Manifiesto (Hablo por mi diferencia)”. La directora va revisando fotos con el escritor y registra sus comentarios, sobre su madre, sobre su infancia, sobre sus intereses. Como dice el mismo Pedro Lemebel en un momento, es como asistir a una sesión de sicoanálisis. Complementada con videos de sus performances individuales y las realizadas con las Yeguas del Apocalipsis (el dúo de activistas que formó con Pancho Casas en 1987), la película es una mirada rápida a toda su vida. Quizá demasiado rápida pero muy útil para adentrarnos en la leyenda de uno de los referentes LGTB de América Latina. 

6. Mapacho (Perú). Es la segunda película sobre personas trans en la selva que llega a Lima este año. Miss Amazonas, el documental presentado en el Outfest en junio, fue realizada en Iquitos y esta ficción, que nos trae el Festival de la Católica, en Pucallpa. Mapacho tiene un guión elaborado por Carlos Marín pero que ha sido validado, según nos contó en una entrevista, con una organización de mujeres trans de la localidad. En ese sentido las tres historias que nos presenta, llenas de vida y de colorido pese al conflicto humano que se retrata, resultan sumamente atractivas. Da gusto que los realizadores no teman profundizar en mundos que fueron tabú hasta hace muy poco y que se atrevan a transitar en la difícil línea de tratar con respeto y de forma realista una comunidad terriblemente maltratada por los medios.  

Please follow and like us:

Comentários Facebook